Facebook

REVIVAL 

 

STEPHEN KING 

Una obra del maestro del terror Stephen King, con tintes de Mary Shelley y Lovecraft, que promete tener el mejor final de todos los que ha escrito…

Es la historia narrada por Jamie Morton, inicia con mucha fuerza llenándote de intriga y suspenso desde las primeras páginas, queriéndose convencer a sí mismo de que conocer al Reverendo Charles Jacobs fue una casualidad y no consecuencia del destino, idea que le aterra porque no podría concebir que la vida fuera, a propósito, tan despiadada con él.

A Jamie le resulta difícil escribir acerca de su vida, llena de Charles Jacobs, su “Quinto en discordia”, como lo llama él. Porque escribir es algo prodigioso y aterrador. Abre en la memoria profundos pozos que antes estaban tapados, tocando las heridas abiertas que Jacobs dejó en él…

El libro se desarrolla a través de más o menos seis décadas de la vida de Jamie, en la que los protagonistas se reúnen a lo largo de la historia una y otra vez, aparentemente atraídos por la fuerza del destino, que comienza cuando Jamie tiene 6 años, a principios de los años 60, él juega con sus soldaditos afuera de su casa una tarde de verano, y al caer el atardecer, una gran sombra se proyecta en él… ahí es donde conoce a Charles Jacobs, quien se presenta como el nuevo pastor de la iglesia del pueblo, y en ese día, sin darse cuenta, crean un vínculo muy especial que los mantendrá unidos por el resto de sus vidas.

El reverendo y su familia se adaptan a la comunidad y la comunidad se adapta a ellos en armonía. Jacobs, al ser un reverendo joven (no debe pasar los 27) congenia muy bien con los niños y los adolescentes, haciendo las sesiones de catecismo amenas  y con su toque de la que sería la pieza clave en el resto de la historia: La electricidad.

Todo transcurre  con relativa tranquilidad hasta que Jacobs vive una tragedia terrible de la que jamás se repondrá, y a partir de ese acontecimiento, el reverendo toma la decisión de abandonar su fe y dedicarse exclusivamente a sus experimentos para saber más sobre los poderes ocultos de la “electricidad secreta”, como él le llama.

Hablemos de Jacobs: Es un personaje profundamente interesante y misterioso, tiene una afición un poco retorcida por la electricidad, básicamente es un científico loco, un genio experimental, y, en el fondo, una persona que guarda un dolor tan grande que lo lleva a hacer grandes atrocidades. Me fascina la forma en la que King narra el dolor desgarrador que se acumula en él, y me hace pensar en lo que puede llegar a ser capaz una persona que no trabaja adecuadamente su duelo, que no da los pasos necesarios para sanar el sufrimiento insoportable que habita en él.

Jacobs y Jamie se reencuentran en diferentes etapas de sus vidas, y Jacobs al ayudar a Jamie a detener su drogadicción a la heroína, en la que se adentró a principios de la edad adulta, cuando descubrió su talento para tocar la guitarra y eso lo llevó a pertenecer a varias bandas de rock alrededor del país, sin echar raíces en ninguna parte y Jacobs utiliza su identidad de pastor para curar a las personas con su electricidad secreta (aunque claro, las personas no saben que se trata de eso y les hace creer que él es un enviado de Dios para curar lo humanamente incurable), con lo cual se enriquece para poder llevar  a cabo su más oscuro plan y el motivo de tanta investigación y experimentación a lo largo de los años…

Y así se reencuentran y se separan, sin grandes despedidas pero con intensos reencuentros, hasta que Jacobs pone a Jamie entre la espada y la pared para que colabore con él en su último y más ambicioso plan, el cual le es imposible llevar a cabo solo por su avanzada edad y la poca fortaleza que le resta a su cansado cuerpo…

Una novela muy bien documentada en temas de electricidad y música (te vas a sorprender).  Te dejará pensando en las cotidianidades de la vida, en cómo atraviesas pérdidas en la vida por las que jamás vuelves a ser el mismo, y también te dejará con la contradictoria sensación de que hay personas que hacen tanto daño en el mundo, pero siempre hay algo detrás, hay razones por las que son así que ellos no eligieron (y no lo digo a modo de justificación, sino de empatizar y comprender al otro), en fin, habrá páginas en las que Jacobs te frustrará, te hará enojar, te hará preguntarte cómo puede ser tan malo, pero también podrás ver, en un resquicio, al fondo de ese sujeto lastimado, la verdadera esencia de ese hombre que actúa desde su sufrimiento: Bondadoso y sereno, de ojos azules, buenos y llenos de vida, que se pone de rodillas en la tierra para enseñarle a un pequeño de seis años cómo mantener rígido un montón de tierra para que los soldaditos no caigan… Te encantará

 

Consíguelo en Bookworm Los Cabos 🙂

 

“… Jacobs habla con la serenidad propia de la locura o de la absoluta certeza. Es espeluznante”

 

0 comentarios

Facebook