Facebook

 

 

LOS NOMBRES PRESTADOS

-Verónica Sukaczer

 

“¿Dónde irían a parar las palabras que nunca había dicho?”

 

Sinopsis del libro:

Una nieta que quiere saber para poder contar a viva voz. Un abuelo judío con una historia que no ha podido narrar jamás. Un silencio desgarrador que debe hacerse palabra para no repetirse.

La última vez que vi al abuelo en su departamento de la calle Calasansz, luego de que jugáramos una partida de ajedrez que me dejó ganar y de que le cocinara; la última vez, antes de irme, me senté frente al abuelo, estiré mi mano derecha hasta tocar la suya y le dije:

Cuéntame.

Él sabía muy bien a que me refería. Pero me dijo:

Me voy a morir.

Y le dije: Ya lo sé, por eso tienes que contarme.

Porque él nunca había querido contar.

 

Mi reseña 🙂

 

¿A quién no le gustan los libros sobre la segunda guerra mundial? A mí me encantan porque tienen muchos elementos que yo valoro en un libro: historia, buena trama, esperanza, dolor, impotencia, incertidumbre… Todo un cóctel de puntos a veces ambivalentes pero que hacen que la lectura sea difícil de soltar.  

“Los nombres prestados” es una historia ficticia de la segunda guerra mundial, en la que los capítulos intercalan como protagonistas a diferentes personajes en distintos tiempos, lo que hace que el lector vaya entretejiendo la historia conectando los cabos sueltos que el libro va revelando.

Nina es una adolescente de 18 años, nieta de Pedro, un señor mayor y enfermo sobreviviente de la segunda guerra mundial. Ellos radican en Argentina. Pero toda la vida de Pedro antes de llegar a este país es un misterio.

Pedro no quiere hablar.

Lo único que quiere es esperar apaciblemente a que llegue la muerte por él y descansar. Pedro se pregunta porque tarda tanto. Sus hijos ya son grandes y su esposa murió hace pocos años.

Hay quienes han intentado que Pedro comparta su experiencia, que hable de su vida antes de llegar a Argentina, pero él se resiste. Es muy doloroso recordar un pasado que le ha dejado tantas cicatrices.

Cuando se va a vivir a un geriátrico, Nina es la responsable de ordenar la biblioteca de su abuelo y decidir qué es lo que va a hacer con los libros. Cuando ha sacado todos y cree haber acabado, un libro que nunca había visto antes cae detrás del mueble. Es un título que no recuerda, pero que intuye que le llevara a las respuestas que tanto busca antes de que sea demasiado tarde…

Me gustó mucho este libro porque aunque es breve (solo 156 páginas) es muy profundo, con buena dosis de misterio, muchas preguntas que le ayudarán a Nina no sólo a entender a su abuelo, sino a comprender su propio pasado, su identidad y la importancia tan relevante de ésta. Y a que tú te cuestiones los tuyos.

Otros plus de este libro, es que también es de fácil lectura para un adolescente (gran parte de los libros ambientados en la segunda guerra mundial no son sugeridos para éste público) así que es una buena opción para alguno que sienta inquietud por empezar a conocer éstas historias.

Estoy segura de que es un libro que disfrutarás 🙂

Consíguelo en Bookworm Los Cabos  

 

“Quería describir el mundo, porque vivir en un mundo no descrito hace que te sientas muy solo”

 

 

 

0 comentarios

Facebook