QUÉ HACER PARA DESARROLLAR LA AUTOESTIMA EN LOS NIÑOS DE 0 A 6 AÑOS

 

-Danielle Laporte

 

¿Sabías que puedes empezar a poner manos a la obra para desarrollar la autoestima de tu pequeño prácticamente desde que nace?

Este breve libro, es un práctico manual y guía para padres en el que aprenderás mediante consejos sencillos y explicaciones claras, cómo empezar a labrar la autoestima de tu pequeño para preparar el terreno del amor propio mientras comienza a conocer el mundo.

La autora explica, que en niños menores de 6 años se habla más de la confianza en sí mismo que de autoestima, porque realmente los pequeños no reflexionan sobre sí mismos. Sin embargo esto no quiere decir que no haya nada que hacer respecto a este tema tan importante, al contrario, es una etapa crucial en la que los padres tenemos mucho por hacer.

Y como algunas actividades y sugerencias no funcionan igual en niños de todas las edades, la escritora los separó de acuerdo a la edad para que los lectores se orienten:

Bebés: De 0 a 9 meses

Exploradores: De 9 a 18 meses

Decididos: De 18 a 36 meses

Magos: De 3 a 6 años

Lo cual me parece muy práctico porque escribe específicamente los consejos y explicaciones de las conductas, emociones y percepciones del pequeño de acuerdo a su edad, que, como ya sabemos, evolucionan de manera considerable en solo pocos meses.

Con él aprenderás cual es la importancia de que los pequeños tengan una rutina para empezar a sentir la seguridad, como definir horarios de sueño y alimentación, las formas en las que podemos hacer sentir amado a nuestro hijo (porque para poder expresar amor, los niños deben de hacer suyo el amor que recibe de los demás). Y te darás cuenta de que,  muchas veces, las cosas que parecen las más sencillas son las que mejores resultados ofrecen.

También ofrece tips que puedes llevar a la práctica rápidamente para reforzar conductas, juegos e ideas para que compartas tiempo con él en los que aprenderá a reconocer sus emociones y cómo intervenir en las peleas entre hermanos.

Enseña también cómo y porqué los niños pequeños son egocéntricos por naturaleza y por lo mismo se les dificulta ser empáticos con los demás y tomar en cuenta otras opiniones, ¡Igual que a muchos adultos!

Este libro también nos enseña cómo empezar a desarrollar sus destrezas sociales, corporales, intelectuales, creativas, emocionales y verbales que se convertirán en herramientas para el sano desenvolvimiento del niño a lo largo de la vida, y como podemos ayudar a nuestro pequeño a entender y manejar sus emociones para poder comunicarse y relacionarse con los demás.

La autora toca un tema muy importante que a los padres nos ocasiona muchas veces conflicto: cómo proteger a nuestro niño sin sobreprotegerlo. Hasta ella reconoce que la línea que la divide es muy delgada, casi invisible y por ende, muy difícil de detectar, pero ella apoya mucho la intuición natural de los padres y que no debemos afligirnos tanto si nuestro pequeño no lleva el ritmo de desarrollo igual a los demás niños, y que así como se destaca en muchas áreas puede llegar a presentar atrasos en otras pero es normal y pone el acento en que debemos de respetar su ritmo y sobretodo hacerlo sentir confiado, que lo más importante no es que no nos equivoquemos, sino que nunca dejemos de intentarlo, ya que la perseverancia es algo que se aprende y que, aunque no somos perfectos, debemos tener siempre en mente que nosotros representamos su ejemplo y su guía en la vida, la ventana por la que ellos ven y conocen el resto del mundo.

Considero que es un libro muy útil para papás primerizos porque no solo los bebés están conociendo el mundo, sino que los padres también empezamos a conocer y a adaptarnos a esa nueva vida con ellos.

Y como los pequeños no vienen con un manual, siempre es apropiado que busquemos los medios con los que mejor nos ajustemos para orientarnos en la maravillosa e inquietante tarea de ser padres.

Además, si no eres amante de los libros muy extensos, éste ejemplar podría adaptarse muy bien a ti porque ¡Tiene solo un poco más de 100 páginas! Pequeño, práctico y conciso.

¡Consíguelo en Bookworm Los Cabos!

 

 

 

EL TATUADOR DE AUSCHWITZ  

Heather Morris

“Solo la muerte dura en este lugar”. 

Heather Morris es la periodista que tuvo la gran responsabilidad de compartir con el mundo la dolorosa y real historia de Lale Sokolov (nacido con el nombre de Ludwing Eisenberg y posteriormente modificado, al salir de los campos de concentración) quién fue un eslovaco judío prisionero en los campos de concentración nazis de Auschwitz y Birkenau.

El joven Lale de 24 años, en aquel momento, fue separado de su familia sin tener muy claro a donde lo llevarían los alemanes, con la promesa de que no se llevarían a ningún otro miembro de su familia (la primera de numerosas mentiras), e insultando su dignidad y la de miles de judíos más, fueron transportados por tres días en un camión de ganado, y apenas poniendo un pie en el lugar se dio cuenta de que no estaba preparado para lo que estaba por vivir.

Despojados de sus escasas pertenencias, de su ropa, su dignidad y hasta de su identidad empezaron a vivir el horror de Auschwitz, llenos de impotencia al observar que ante la más mínima muestra de rebelión los alemanes disparaban sin pensarlo dos veces.

Al poco tiempo, Lale fue marcado permanentemente en el brazo izquierdo con el número 32407. Su nueva identidad limitada a esas cinco cifras.

Lale se hizo a sí mismo la promesa de que saldría de ahí con vida, así que utilizaba su aguda inteligencia para observar cómo funcionaba el sistema en el campo y así poder hacerse de influencias y si era posible, posicionarse en algún lugar que le concediera algunos privilegios o por lo menos vivir en condiciones un poco menos difíciles.

Así que poco a poco y haciendo uso de sus encantos naturales y de su astucia, le otorgaron el puesto de tatuador, lo que significaba que tendría su modesta pero propia habitación y dejaría de compartir cama con tres prisioneros más, además de raciones adicionales de comida. Lo único que lamentaba era extrañar a sus compañeros de bloque, con quienes se había empezado a formar un vínculo estrecho.

Y, en ese trabajo, la conoció a ella.

Fue amor a primera vista, mientras marcaba permanentemente su brazo con el número 34902 y se prometió que cuando saliera de ese amargo infierno, la encontraría.

Así que mientras la buscaba y pensaba en la manera de coincidir con ella y saber por lo menos su nombre, Lale aprovechaba su puesto relativamente privilegiado para obtener algunos beneficios, como raciones adicionales de comida como papas y pan duro, y las compartía con los prisioneros del bloque en el que solía vivir.

Hacía sus pequeños trueques con gente del pueblo que iba a trabajar al campo pero regresaban a su casa diariamente y así se hacía de sus reservas de comida, medicamentos y hasta chocolate, que los usaba para compartir y para sobornar a algunas autoridades del campo. Lo cual era muy peligroso porque de haberse enterado los más altos kapos lo hubieran matado inmediatamente.

Y cuando empezó a coincidir con la chica de la que se enamoró a primera vista, descubrió que su nombre era Gita, aunque no compartía mucho de sí misma, ella también se enamoró de él y Lale le prometió que saldrían de ahí para hacer una vida juntos, tener hijos y ser felices.

Y así viven tres años de su vida, sin la certeza de si estarían vivos para el día siguiente, por las numerosas razones por las que miles de judíos morían ahí todos los días: por enfermedad, desnutrición, frío, por suicidio que cometían al correr hacia la valla electrificada, o por el gatillo fácil de los nazis.

Y en todo ese tiempo, fueron testigos de cómo los nazis también se encargaban de exterminar a tanta gente en las cámaras de gas, era fácil para el resto de los prisioneros saber cuando estaban operando porque mientras realizaban sus trabajos habituales las cenizas expulsadas de la cámara de cremación flotaban por encima de ellos y hasta las sentían en el rostro, experimentando la rabia por no poder hacer nada al respecto, de saber quiénes exactamente estaban ahí, porque se habían llevado a la fuerza a esas personas que ya eran tan cercanas, su nueva familia, por la mañana.

Un día cualquiera se dio el aviso de que los prisioneros se trasladarían a otro campo de concentración por la pronta llegada del enemigo, el ejército ruso.

Y así, Lale y Gita fueron separados, y tuvieron que sortear con muchas dificultades para sobrevivir aun fuera del campo, pero la incansable creatividad de Lale y su habilidad para resolver problemas, construyeron el camino para hacerlo volver con Gita.

Al final, se hace una breve historia de lo que hicieron el resto de su vida, y me pareció encantador que el hijo de ellos, Gary (a quién les costó mucho concebir) escribiera una nota final de cómo fueron sus padres, y en este texto es palpable cómo para sus padres, vivir todas estas cosas horribles en el campo los afectó y marcó para siempre, pero también se puede detectar cómo aprendieron tanto de esta experiencia, lo que les dio lecciones de vida que se convirtieron en herramientas para poder lidiar y soportar con el resto de lo que les deparó la vida.

Heather Morris escribe un apartado en el que explica cómo fue esta travesía de escribir este libro, Lale, ya era un anciano cuando la eligió para que escribiera sobre su experiencia en el campo, ella no alcanzó a conocer a Gita, pues murió pocos años antes. Y esa era la urgencia de Lale de compartir su historia con el mundo, tenía que irse… tenía que regresar con Gita.

Es una novela es tan hermosa, desgarradora, inspiradora… Llena de amor, de sacrificios, dudas existenciales y hasta de la pérdida de la fe y retrata claramente cómo la voluntad, la creatividad y el deseo de permanecer vivo te lleva a soportar y vivir y superar hasta  las más terribles condiciones.

Y también es testimonio de una de las etapas más impactantes y terribles que ha sufrido el mundo, que pienso que nos enseña lo efímera que es la vida, y de lo agradecidos que deberíamos estar por cada segundo que se nos concede en este plano, y que, al igual que Lale, todos podemos dejar un legado, todos podemos hacer algo por los demás, aunque pensemos, erróneamente, que no tenemos nada que ofrecer.

 

“El centelleo de las estrellas en lo alto ya no es un consuelo. Simplemente le recuerdan el abismo que hay entre lo que la vida puede se4r y lo que es en ese momento”.

 

¡Consíguelo en Bookworm Los Cabos! 🙂

 

 

 

OTRAS MANERAS DE USAR LA BOCA

Rupi Kaur

 

“Aquí está el viaje en el que sobrevivo gracias a la poesía aquí están la sangre el sudor las lágrimas de veintiún años aquí está mi corazón en tus manos aquí están el daño el amor la ruptura la cura.

El primer libro de la admirada, aplaudida y controversial poeta hindù-canadiense Rupi Kaur, publicado originalmente con el título de Milk & Honey, no es un poemario como cualquier otro.

Con una prosa breve, oculta significados muy profundos con los que cada mujer se puede identificar de forma diferente, su poesía es sencilla pero profunda, sus ilustraciones son de trazos firmes y minimalistas que guardan relación directa con sus textos, en los que habla del amor, la sexualidad, el abuso, el desamor, el abandono, el feminismo, el amor propio.

Para mí, su poesía es agresiva, fuerte, te golpea pero a la vez te consuela y es explícita.

Me gusta una de las ideas que mas sostiene, que sus palabras curan. Y realmente se puede percibir. Quizá se deba a que sus palabras arrojan luz a los rincones más oscuros de las personas, a esas cosas que no queremos tocar y hacemos como que no están, pero aún así lastiman. Y por lo mismo, reconocerlas ayuda a su sanación.

Es tan agradable leer sus textos porque incluso cuando escribe de temas dolorosos lo hace de una manera tan hermosa, tan sensible, que hasta parece que ella es capaz de darle voz a todos los daños que las demás callamos, a eso que vivimos en silencio…

Pienso que es un libro que todas las mujeres deberían leer, y su lectura es tan amena que lees el libro en un semáforo, aunque, en mi opinión, lo ideal es leerlo tomándote tu tiempo, para saborearlo, para sentirlo, para que te permitas identificarte con él…

Yo creo que el lenguaje es poder, y es evidente que Rupi Kaur lo tiene muy claro.

“La gente se va pero siempre se queda su manera de irse”

¡ConsÍguelo en Bookworm Los Cabos!

 

LA CLAVE SECRETA DEL UNIVERSO

Lucy & Stephen Hawking

 

¿Cuánta magia desconocida contiene el universo?

 

Justo cuando pensaba que el divulgador científico Stephen Hawking no podía hablar de ciencia de manera más amena, divertida y sencilla de entender para los simples mortales que no entendemos de términos técnicos de la física, publica éste libro con su hija, Lucy Hawking (quien es periodista y novelista) una novela para niños en la que pueden aprender, mediante una historia divertida con un toque de suspenso, acerca del universo, en un lenguaje accesible para los pequeños.

La idea de hacer un libro como éste surgió en la fiesta de cumpleaños del hijo de Lucy, en la que los niños no dejaban de hacerle preguntas a Stephen Hawking acerca del universo, y este libro tuvo tanto éxito que publicaron dos más.

Este divertido libro te narra la historia de George, un niño pelirrojo que vive en una casa iluminada con velas porque sus padres son acérrimos ecologistas y están totalmente en contra de la tecnología y el progreso. Así que, por supuesto, no tienen carro, comen verduras cultivadas por ellos mismos, hacen manifestaciones para hacer conciencia del calentamiento global y no tienen ni siquiera una computadora o una televisión, lo que hace sentir a George diferente de los demás niños. Un día, George, al perseguir a su cerdito Freddy que se coló en la casa de al lado, (que desde que el tiene memoria había permanecido sola) conoce a Annie, una pequeña niña rubia con un vestido rosa de ballet lleno de brillos y lentejuelas, con una imaginación muy activa y a su papá, Eric, un joven brillante que siempre tiene los lentes chuecos y que parece que no se enoja con nada, alguien en quien George confía desde el primer momento, pero ni siquiera se imagina todo lo que va a vivir y aprender junto a este par.

Resulta, que Eric es un brillante científico que estudia el universo: los planetas, las estrellas, las galaxias, los satélites, los asteroides, agujeros negros… ¡Infinidad de cosas! Y lo mejor de todo, es que comparte sus conocimientos con él de una manera muy divertida, y le contagia esa pasión por la ciencia a George (¡Y al lector!), pero esto no lo hará solo, se apoyará en Cosmos, la computadora más potente, inteligente y soberbia del mundo. Y antes de que Eric le empiece a mostrar el universo y sus maravillas, le hace pronunciar a George el juramento del científico, en el que promete usar sus conocimientos solo para el bien de la humanidad y no para beneficio propio.

Porque Cosmos, es un secreto celosamente guardado por la comunidad científica y solo obedece órdenes de personas aprobadas, porque Cosmos tiene una tecnología tan avanzada que es capaz de hacer cosas que nadie imagina, crea un portal que te lleva directo al universo, a partir de un puntito de luz del que hace una puerta, y una vez que se ponen su traje espacial de astronauta pueden estar en cualquier parte del universo que le soliciten a Cosmos, ¡y todo esto pasa en la biblioteca de Eric!

Ese espacio mágico que solo ellos conocen, en el que George aprende que la Proxima Centauri es la estrella mas cercana a la tierra después del sol, que Júpiter tiene 63 lunas (¡y una de ellas tiene su propia atmósfera!), qué es  una supernova, cómo se forman los agujeros negros, porqué Marte es rojo  y muchas cosas más.

Pasan los días y George está maravillado con sus nuevos amigos y se distrae en clase, por lo que su profesor, el Dr. Ripe, lo expone ante la clase porque está haciendo dibujos del universo y le pregunta, ante todos, porque esta tan distraído y George comete el gran error de contar a todos de la existencia de Cosmos, y cuando quiso remediarlo ya era demasiado tarde, puesto que no sabía, que el Doctor Ripe era un científico que sabía de la existencia de Cosmos y lo había estado buscando por mucho tiempo, pero tenía ideas que lo beneficiarían a él pero no necesariamente a la humanidad, así que inicia sus planes para secuestrar  a Cosmos y llevar a cabo sus malvados planes para desaparecer a Eric y aprovechar a Cosmos para sus propios intereses.

Así que George y Annie se verán envueltos en una batalla contrarreloj para salvar a Eric, evitar que el doctor Ripe consiga sus objetivos y además llegar a tiempo al concurso de ciencias en el que George quiere participar para ganar una computadora.

Esta historia es perfecta para empezar a sumergir a los niños en el tema del universo, para que aprendan lo apasionante que es y lo chiquitos que somos en comparación de todo lo que hay allá afuera, toca también temas como la importancia que tiene el cuidar nuestro planeta, el bullyng, la amistad y todo de una manera tan divertida que desde los más pequeños hasta los grandes lo disfrutarán muchísimo y se quedarán con ganas de aprender más del misterioso y fascinante universo en el que vivimos.

¡Ah! Y a la mitad del libro incluyeron una selección de fotografías a color  tomadas por satélite por un divulgador científico que fue aprendiz de Hawking. Te encantará.

¡Consíguelo en Bookworm Los Cabos!

 

REVIVAL 

 

STEPHEN KING 

Una obra del maestro del terror Stephen King, con tintes de Mary Shelley y Lovecraft, que promete tener el mejor final de todos los que ha escrito…

Es la historia narrada por Jamie Morton, inicia con mucha fuerza llenándote de intriga y suspenso desde las primeras páginas, queriéndose convencer a sí mismo de que conocer al Reverendo Charles Jacobs fue una casualidad y no consecuencia del destino, idea que le aterra porque no podría concebir que la vida fuera, a propósito, tan despiadada con él.

A Jamie le resulta difícil escribir acerca de su vida, llena de Charles Jacobs, su “Quinto en discordia”, como lo llama él. Porque escribir es algo prodigioso y aterrador. Abre en la memoria profundos pozos que antes estaban tapados, tocando las heridas abiertas que Jacobs dejó en él…

El libro se desarrolla a través de más o menos seis décadas de la vida de Jamie, en la que los protagonistas se reúnen a lo largo de la historia una y otra vez, aparentemente atraídos por la fuerza del destino, que comienza cuando Jamie tiene 6 años, a principios de los años 60, él juega con sus soldaditos afuera de su casa una tarde de verano, y al caer el atardecer, una gran sombra se proyecta en él… ahí es donde conoce a Charles Jacobs, quien se presenta como el nuevo pastor de la iglesia del pueblo, y en ese día, sin darse cuenta, crean un vínculo muy especial que los mantendrá unidos por el resto de sus vidas.

El reverendo y su familia se adaptan a la comunidad y la comunidad se adapta a ellos en armonía. Jacobs, al ser un reverendo joven (no debe pasar los 27) congenia muy bien con los niños y los adolescentes, haciendo las sesiones de catecismo amenas  y con su toque de la que sería la pieza clave en el resto de la historia: La electricidad.

Todo transcurre  con relativa tranquilidad hasta que Jacobs vive una tragedia terrible de la que jamás se repondrá, y a partir de ese acontecimiento, el reverendo toma la decisión de abandonar su fe y dedicarse exclusivamente a sus experimentos para saber más sobre los poderes ocultos de la “electricidad secreta”, como él le llama.

Hablemos de Jacobs: Es un personaje profundamente interesante y misterioso, tiene una afición un poco retorcida por la electricidad, básicamente es un científico loco, un genio experimental, y, en el fondo, una persona que guarda un dolor tan grande que lo lleva a hacer grandes atrocidades. Me fascina la forma en la que King narra el dolor desgarrador que se acumula en él, y me hace pensar en lo que puede llegar a ser capaz una persona que no trabaja adecuadamente su duelo, que no da los pasos necesarios para sanar el sufrimiento insoportable que habita en él.

Jacobs y Jamie se reencuentran en diferentes etapas de sus vidas, y Jacobs al ayudar a Jamie a detener su drogadicción a la heroína, en la que se adentró a principios de la edad adulta, cuando descubrió su talento para tocar la guitarra y eso lo llevó a pertenecer a varias bandas de rock alrededor del país, sin echar raíces en ninguna parte y Jacobs utiliza su identidad de pastor para curar a las personas con su electricidad secreta (aunque claro, las personas no saben que se trata de eso y les hace creer que él es un enviado de Dios para curar lo humanamente incurable), con lo cual se enriquece para poder llevar  a cabo su más oscuro plan y el motivo de tanta investigación y experimentación a lo largo de los años…

Y así se reencuentran y se separan, sin grandes despedidas pero con intensos reencuentros, hasta que Jacobs pone a Jamie entre la espada y la pared para que colabore con él en su último y más ambicioso plan, el cual le es imposible llevar a cabo solo por su avanzada edad y la poca fortaleza que le resta a su cansado cuerpo…

Una novela muy bien documentada en temas de electricidad y música (te vas a sorprender).  Te dejará pensando en las cotidianidades de la vida, en cómo atraviesas pérdidas en la vida por las que jamás vuelves a ser el mismo, y también te dejará con la contradictoria sensación de que hay personas que hacen tanto daño en el mundo, pero siempre hay algo detrás, hay razones por las que son así que ellos no eligieron (y no lo digo a modo de justificación, sino de empatizar y comprender al otro), en fin, habrá páginas en las que Jacobs te frustrará, te hará enojar, te hará preguntarte cómo puede ser tan malo, pero también podrás ver, en un resquicio, al fondo de ese sujeto lastimado, la verdadera esencia de ese hombre que actúa desde su sufrimiento: Bondadoso y sereno, de ojos azules, buenos y llenos de vida, que se pone de rodillas en la tierra para enseñarle a un pequeño de seis años cómo mantener rígido un montón de tierra para que los soldaditos no caigan… Te encantará

 

Consíguelo en Bookworm Los Cabos 🙂

 

“… Jacobs habla con la serenidad propia de la locura o de la absoluta certeza. Es espeluznante”

 

LA HIJA QUE NO SOÑASTE

Erika L. Sánchez

 

¿Por qué siempre siento como si la vida fuera un estúpido rompecabezas que nunca podré armar?

Esta, es una  historia narrada desde el agrio punto de vista de una adolescente rebelde y determinada de 15 años: Julia, hija de inmigrantes mexicanos originarios de Chihuahua, nacida y radicada en Chicago.

Julia está muy lejos de ser el ejemplo de “hija perfecta” ante los estrictos ojos de su madre: es testaruda, arrogante (quizá para contrarrestar la sensación de inferioridad por el hecho de ser pobre, porque se da cuenta de que ella no tiene las libertades ni oportunidades que si tiene tanta gente) no sabe quedarse callada, se niega rotundamente a ser sumisa, protesta contra las injusticias y eso, claro, tiende incomodar a los demás. Detesta la cocina, no está en sus planes casarse, tener hijos, ir a la iglesia todos los domingos ni dedicar su vida a limpiar ni encajar en un molde en el que la quieren meter a como de lugar.

Julia desea más que nada en el mundo salir del barrio en el que ha estado toda su vida, estudiar en una universidad de Nueva York y convertirse en una prestigiosa y reconocida escritora. En fin, tomar sus propias decisiones y tomar las riendas de su vida.

Olga, su hermana mayor, en cambio, si era la “hija mexicana perfecta”, es lo opuesto a Julia y su madre constantemente está recalcando sus diferencias, porque Olga es obediente, sumisa, estudia en la universidad comunitaria, en la seguridad del barrio cerca de sus padres y su rutina se resumía a casa-escuela-trabajo, en un interminable ciclo.

Pero todo cambio el día que Olga atravesaba la calle distraída con su teléfono y un tráiler la atropelló, acabando no solo con su vida sino también con la poca estabilidad familiar que quedaba, que comenzaba a caerse a pedazos con el rápido trascurrir del tiempo.

La madre de Julia se ve envuelta en una insoportable depresión y Julia, al verse aun más aislada de sus padres y con los lazos familiares todavía más frágiles, encuentra refugio en la recámara de Olga,  a la cual se escabulle para evitar ser vista, pues su mamá parece querer mantener la habitación tal y como Olga la dejó eternamente.

Una noche, en la habitación de Olga, sumergida en la oscuridad y en los recuerdos de la infancia en los que su hermana está presente, Julia empieza a escudriñar en las pertenencias de su hermana, con la insistente y dolorosa idea en su mente de que a pesar de haber crecido juntas y convivir bajo el mismo techo por quince años, siente que realmente no conocía a su hermana y se topa entre sus pertenencias cosas que jamás se hubiera imaginado que Olga tuviera, que se presta a muchas interpretaciones  y eso le desencadena gran confusión y se percata de que no solo ella no la conocía, sino que tampoco sus padres, lo que la lleva a comprobar que Olga no era tan perfecta como todo el mundo creía y que guardaba secretos que seguro nadie hubiera podido creer que ella podía llegar a tener.

Y esto la lleva a iniciar una intrigante investigación en busca de respuestas, en la que conocerá personas que marcarán su vida para siempre, que la llevará al límite de sus emociones y en la que se conocerá a sí misma y  la obligará a tomar decisiones difíciles…

Y mientras tanto, ella intenta llevar su vida lo más normal posible: seguir disfrutando lo mas que puede su clase de literatura (la cual es su favorita) aprendiendo de su maestro Ingman con quien se siente tan identificada ya que pocas personas en el mundo la entienden y la escuchan como él, de quien llegó a entender que el lenguaje nos concede poder y que las palabras que elegimos pueden decir mucho de nosotros, mentir a su madre diciendo que tiene tareas en equipo cuando en realidad sale a platicar con Lorena y salir de su encierro, y escapándose a la librería, donde conoce a alguien especial…

Es un libro en el que, estoy convencida, muchas mujeres se verán reflejadas en Julia, quien a pesar de tener una edad tan corta es muy fuerte, determinada y no sabe cómo manejar la impotencia que le generan las injusticias de la vida, que es persistente cuando se trata de cumplir sus sueños y nada la detiene.

Es un libro fantástico porque la forma en la que escribe su autora de alguna forma despierta tu sensibilidad y te hace vivir la rabia y la frustración que siente Julia, la tristeza y el vacío que experimentas cuando pierdes alguien a quien amas, la sensación ambivalente de amar y detestar al mismo tiempo a tu madre, y a la vez disfrutar de esos pequeños instantes que tienes oportunidad de vivir, como observar la luna en medio de la tranquilidad y el tintineo de las estrellas… es como si pudieras tocar esas emociones tan intensas mientras vas deslizándote entre sus páginas.

 

 

¡Déjate envolver por ésta entrañable historia!

 

“La felicidad es una semilla de diente de león flotando en el aire que no puedo alcanzar. Sin importar cuanto lo intente, sin importar qué tan rápido corra, simplemente no puedo alcanzarla. Incluso cuando pienso que la atrapé, abro la mano y está vacía…”

 

Consíguelo en Bookworm Los Cabos  🙂