EL VIEJO Y EL MAR

EL VIEJO Y EL MAR

 

EL VIEJO Y EL MAR 

-Ernest Hemingway 

 

“El mar es dulce y hermoso, pero puede ser cruel”

 

Sinopsis del libro

Con un lenguaje de gran fuerza y sencillez, el viejo y el mar narra la historia de un viejo pescador cubano a quien la suerte parece haber abandonado, y del desafío mayor al que se enfrenta: la batalla despiadada y sin tregua con un pez gigantesco en las aguas del golfo. Escrito en 1952 por encargo de la revista Life, este relato lo confirmó como uno de los escritores más significativos del siglo XX, obteniendo el premio Pulitzer en 1953 y allanando su carrera hacia el Premio Nobel de Literatura, que recibió en 1954.

“Su mejor obra. El tiempo demostrará que es la mejor que cualquiera de nosotros haya escrito, y con eso me refiero a su coetáneo y a los míos” – William Faulker

“Tal vez en ningún otro escritor moderno, la proeza física , el coraje, la fuerza bruta y el espíritu de destrucción  alcanzan una dignidad parecida”- Mario Vargas Llosa

 

 

Mi reseña 🙂

 

El día de ayer nuestro blog cumplió un año 😀 eso amerita una reseña especial y no puedo pensar en una mejor que “El viejo y el mar”, uno de mis libros favoritos ♥.

En este libro Santiago es nuestro protagonista, un viejo pescador que vive en Cuba y que está atravesando una etapa poco afortunada en su vida, está solo y lleva 84 días sin poder agarrar un solo pez. Lo que le da algo de sentido a su vida es recordar y soñar acerca de sus jóvenes años dorados de viajes alrededor del mundo, en los que tuvo la oportunidad de conocer playas africanas y muchísimos lugares de una belleza que su memoria puede recordar con claridad.

Santiago es un hombre pobre que vive humildemente y un marinero experimentado, claro, ha dedicado gran parte de su vida a “la mar”, así, en femenino, que, como dice en el libro, es como le dicen en español cuando la quiere. A veces los que la quieren hablan mal de “ella”, pero lo hacen siempre como si fuera una mujer. Sin embargo su cuerpo ya no tiene la fuerza para adentrarse en ella solo y suele recurrir a la ayuda de Manuel, su aprendiz, un chico que también le hace compañía y se preocupa por él, pero el día en que Santiago decide arriesgarse y embarcar en las profundidades, a Manuel no le dan permiso de ir con él, por lo que decide marcharse y probar suerte solo.

Santiago parte su viaje la madrugada del día número 85 y se interna en lo profundo del mar y agarra un marlín de dimensiones descomunales con el que lucha durante dos noches en una batalla estratégica y cansada en más de un nivel: físico y emocional. Ese marlín es, a su vez, la metáfora de su vida.

Esta experiencia tan intensa le da a Santiago el tiempo y el espacio para conectarse consigo mismo y con la naturaleza: habla con el (la) mar, los peces, con las aves y el cielo, en un monólogo que le hace recordar sus tiempos jóvenes y lejanos.

Esta batalla se convierte en algo más profundo de lo que parece a simple vista y en mi opinión es uno de los encantos más grandes de éste libro: no se trata solo de pescar un pez para tener alimento seguro por unos días o para probar a los demás que no es un viejo incapaz como quizá otros puedan pensar, o recuperar el respeto perdido entre los demás pescadores. Se trata del orgullo, de la dignidad, de lo que te demuestras a ti mismo aunque nadie más pueda ser testigo de ello, siento que representa esas victorias que aunque para otros pueden parecer insignificantes para nosotros son pasos grandes y elementos importantes para nuestro crecimiento.

Después de una travesía llena de incertidumbre y regresando a la seguridad de la orilla, Santiago se encuentra con un obstáculo más: unos tiburones se interponen en su camino y amenazan su ilusión de regresar triunfante a casa con un marlín de 3 metros de largo…

 

Puedes también entender y conocer mucho del autor con esta historia. Hemingway escribió sobre muchos elementos de los que estamos hechos todos: la compasión, el viejo que luchó para atrapar a un enorme pez y recuperar algo de dignidad para después perderlo justo cuando lo creía suyo, habla sobre las batallas que todos peleamos y que todos perdemos, pero de las que, de una forma u otra, salimos victoriosos porque hay veces en que hay algo de triunfo personal en la pérdida. Perder es ganar un poco.

En el blog tenemos una reseña de otro título de Hemingway (París era un fiesta) que es un libro que habla de él, de su vida, y hay algunas partes en las que explica  su estilo de escritura y como lo fue descubriendo y a la vez construyendo (éste capítulo de verdad me parece oro puro) y ahí dice que lo importante de un libro es lo que no dice, es la capacidad del escritor de transmitir un mensaje que no está escrito y siento que eso se puede apreciar fácilmente con
“El viejo y el mar”, porque es un libro que no tiene ninguna palabra de más, nada le sobra y tiene solo lo necesario para expresar lo que quiere que tu leas, pero sin escribirlo. Siento que es una forma de escribir particularmente difícil y necesitas una pluma muy ágil y talentosa para conseguirlo, definitivamente se ganó el Nobel con creces.

Hemingway es un novelista y cuentista que hoy y siempre será dueño de un estilo único.

Es un libro corto y fácil de leer, pero no te equivoques pensando que estas características lo convierten en un libro vacío y ligero, de hecho es lo contrario, un libro denso que tiene esa capacidad de decirte mucho en pocas palabras, con ese estilo tan Hemingway que me encanta y que siempre disfruto leer. Un libro breve y contundente que te deja pensando durante muuuucho tiempo aún después de haber llegado a la última página.

Desde que leí este libro, nunca volví a ver el mar de la misma manera, es una historia que logró abrirse espacio hasta el rincón más profundo de mi ser… Y no por nada tiene un lugar especial en un gran número de lectores de todo el mundo ♥

Y con esta seguridad me permito recomendarte este libro, seas quien seas, estés donde estés y tengas la edad que tengas, pienso que es una lectura accesible con una calidad de escritura insuperable a la que todos deben darle una oportunidad.

 

Consíguelo en Bookworm Los Cabos

 

“Debiste haber traído muchas cosas, pensó. Pero ahora no es tiempo de pensar lo que no hiciste. Piensa en lo que puedes hacer con lo que tienes aquí”

 

LA TREGUA

LA TREGUA

 

 

LA TREGUA

-Mario Benedetti 

 

“No sé si soy una persona triste con vocación de feliz o una persona feliz con vocación de triste”

 

Sinopsis del libro:

Cómo la necesito. Dios había sido mi más importante carencia. Pero a ella la necesito más que a Dios.

Viudo y con tres hijos que en su vida no son sino satélites lejanos, Martín Santomé ya sólo espera la jubilación que va a liberarlo e una labor tediosa, pero también a enfrentarlo a una libertad que imagina como una rutinario y aburrida senda hacia la tumba. Pero la llegada de Laura Avellaneda, la nueva empleada de gracia inasible, hace que en la vida de Martín surja un gran amor.

Esta edición celebra a Mario Benedetti, uno de los autores más queridos de todos los tiempos, con esta nueva edición de su novela más leída..

 

Mi reseña 🙂

 

La tregua siempre ocupará un lugar especial en mi corazón, es de mis libros favoritos, y volver a sus páginas siempre me hace feliz ♥

Este libro está escrito en forma de diario, cuyo autor es Martín Santomé, un viudo de 54 años que empieza escribiendo acerca de su vida monótona a la que parece no encontrarle sentido desde hace mucho tiempo.

 Martín tiene 3 hijos de los que tuvo que hacerse cargo al volverse papá soltero después de que su joven esposa muriera, papel que no fue capaz de hacer por completo, puesto que su propio dolor le impedía prestar a sus hijos la atención que necesitaban, dejándolos de lado y ahora ellos hacen lo mismo con él, Martín no sabe cómo comunicarse ni cómo acercarse a ellos, y éstos tampoco parecen muy interesados en hacerlo.

Martín se debate entre el deseo desesperado de que llegue el día de su jubilación, que parece venir de rodillas, y la incertidumbre de no saber qué hará con tanto tiempo de ocio. En medio de esa larga espera llegan a su oficina un grupo de jóvenes que ahora estarán bajo su mando.

Entre ellos, conoce a Laura Avellaneda, una mujer de 24 años que llama cada vez más su atención y le da un giro a su vida y a sus emociones que él pensaba era imposible de experimentar a esas alturas de su vida, nace en él un amor que apenas es capaz de reconocer, que crece lenta pero profundamente en su interior y ocupa gran parte de sus pensamientos. Termina enamorándose perdidamente de ella sin poder hacer nada al respecto.  

 Como, evidentemente, están en una situación que generaría gran controversia en la oficina por muchas razones, empezando por la diferencia de la edad, empiezan a relacionarse a escondidas, procurando que los demás no sospechen nada para evitar el cotilleo y los rumores que podrían despertar esa asimétrica relación.

A lo largo de la lectura, encontraremos una historia de amor que comienza sutilmente a robarnos el corazón por la sensibilidad y aprecio a las pequeñas cosas que la pareja construye en la relación, al principio inocente y después, más apasionante y envolvente.

En este libro seremos testigos de la evolución en el pensamiento y las emociones de Martín, en la que finalmente se permite conocer y sentir la felicidad, el amor y reconoce que la vida no es solamente lo que él pensaba, que ésta tenía mucho más para ofrecerle, de esta manera su falta de sentido de la vida y su infelicidad empiezan a evaporarse dando lugar a una felicidad sin precedentes.

Me gustó mucho que los personajes tienen un buen grado de profundidad y cómo conocemos el ambiente, la situación por la que está atravesando su país y sus elementos a través de los amargados y apáticos ojos de Martín Santomé, un hombre que no sabe si definirse como un hombre triste con vocación de feliz o un hombre feliz con vocación de triste (esa frase en cuanto la leí quedó aferrada a mi memoria y ya no se esfumó jamás). Es un personaje que despide nostalgia, melancolía, me parece muy completo, muy real.

 Al final, ocurre un giro inesperado, sorprendente, que me hizo volver a leerlo decenas de veces más para que pudiera encajar en mi cabeza, porque simplemente no lo podía creer y hasta la fecha es uno de los pocos finales de un libro que realmente no puedo superar.

Tiene tantos elementos y frases inolvidables que la convierten en una historia maravillosa que solo una pluma tan talentosa y sensible como la del maestro uruguayo Mario Benedetti podía escribir, mi segundo escritor favorito de este país ♥

Una novela irresistible y madura que no te arrepentirás de haber leído, y no dudo que se convierta también en una de tus favoritas 🙂

 

Consíguelo en Bookworm Los Cabos

 

«Ella me daba la mano y no hacía falta más. Me alcanzaba para sentir que era bien acogido. Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor»

EL CAFÉ DE LOS CORAZONES SOLITARIOS

EL CAFÉ DE LOS CORAZONES SOLITARIOS

 

 

EL CAFÉ DE LOS CORAZONES SOLITARIOS 

-Milly Johnson 

 

“Trata a tus semejantes como si fueran las personas que podrían ser y en eso se convertirán”

 

Sinopsis del libro

La vida está llena de segundas oportunidades, solo tienes que mantener tu corazón abierto.

Carla Pride acaba de quedarse viuda, pero lo peor de todo ha sido descubrir que su marido, Martin, no era el hombre que ella creía. Tras enterarse de su engaño, no tiene mas remedio que enfrentarse a las consecuencias y continuar su vida lo mejor que pueda.

Molly Jones bastante tiene con su hijo y con su nuera… Hasta que aparece su marida, tras años de abandono, dispuesto a corregir los errores del pasado.

Will Linton está arrunado. El bancono quiere renovarle el préstamo que mantiene su empresa a flote… Y cuando creía que ya nada podía irle peor, su mujer lo abandona.

El café de la esquina, regentado por la encantadora Leni Merryman, se convierte en un lugar de peregrinaje para sus protagonistas, donde comparten confidencias, decepciones e ilusiones…

“Una lectura irresistible que te hace sentir de maravilla”- Jane Costello

 

MI RESEÑA 🙂

 

Este libro es una novela romántica que me dejó con una sensación tan agradable y constante a lo largo de todo el libro.

En esta novela conoceremos a varios personajes muy diferentes entre sí, tanto que al principio me costó imaginar cómo éstos podrían encajar en una sola historia, hasta que todos que convergen en un punto, bueno, mejor dicho en un sitio en el que interactúan y todo empieza a tener sentido y sus vidas empiezas a entretejerse formando una red de apoyo sólida y unida.

Ya me estoy adelantando otra vez.

El libro empieza con Carla, una mujer de treinta y pocos que acaba de perder a Martin, su marido y en su funeral llega ni más ni menos que la esposa legítima de Martin, de la que Carla nunca supo nada (claro) y ahora se presenta ahí, embarazada (algo que le dolió en el alma a Carla porque ella renunció a su maternidad porque Martin supuestamente no quería tener hijos) y con la amenaza de quitarle hasta el lugar donde vive porque legalmente le pertenece (en mi opinión Carla es de los personajes que la pasa peor).

Luego está Molly Jones, una mujer un poco mayor que vive sola y cuyo único hijo la tiene prácticamente abandonada y solo recibe sospechosas visitas de su desagradable nuera… Molly no volvió a casarse después de romper con su segundo marido, Harvey, después de que la traicionara  y se llevara sus joyas que tenían un alto valor sentimental, porque a pesar de todo, nunca volvió a encontrar a alguien que le amara como él… hasta que un día, en el momento menos esperado, tocan la puerta de su casa y al abrirla se topa con los inconfundibles ojos azules del amor de su vida, que acude a ella para pedirle perdón e intentar enmendar las cosas y vivir sus últimos días con ella porque ya no le queda mucho tiempo… Pero Molly no sabe si debería darle una oportunidad después de todo lo que la lastimo o debería de echar al moribundo y cerrarle las puertas para siempre.  

También esta Will Linton, un empresario arruinado que está a punto de perder todo lo que ha construido con tanto esfuerzo y tiempo, y como se casó con una mujer que solo está con el por su dinero, ella, por supuesto, lo abandona cuando el banco ya no le renueva el préstamo y apenas tiene dinero suficiente para alquilar un lugar modesto y tranquilo.

¿Verdad que es complicado imaginar una historia en la que estas tres personas tan distintas se entrelacen? Y esto sucede, porque los tres desembocan en un lugar muy especial: El café de la esquina, un lugar acogedor, cálido y con estanterías repletas de objetos de escritorio que hacen alusión a los libros, cosas quizá innecesarias pero encantadoras que te despiertan las ganas de adquirirlas también. Este café es atendido por su propietaria, Leni Merryman, una señora que parece irradiar luz, que siempre muestra una sonrisa y su arrendatario se pregunta si de verdad la vida de Leni es tan perfecta como aparenta ser, porque ser tan positivo no es algo normal, ¿o sí?

Así, en este punto nuestros protagonistas coinciden de vez en cuando, empiezan a platicar de manera casual y , casi sin darse cuenta, este lugar se convierte en su refugio, en el lugar en el que esperan encontrarse, en el que lloran y los demás intentan consolarles, darles un consejo y acompañarles. De manera natural y fluyendo como un río apacible, se forja una amistad desinteresada, donde se preocupan y se procuran los unos por los otros de manera auténtica.

También me gustó ese toque de suspenso que no vi venir… este es un elemento que yo valoro mucho en un libro, fue una fabulosa manera de cerrarlo.

Me gustan los finales que tienen todos los protagonistas, algunos felices, otros tristes, esperanzadores, pero realistas dentro de todo.

Disfruté mucho este libro porque me hizo reír, me despertó corajes y me hizo sentir exasperada con algunas acciones de los personajes. Además esa forma de la autora de describir el café, tan cálido, acogedor, realmente me daban ganas de estar en un lugar como ese, que tenga la capacidad de transmitir a los demás una sensación de bienestar. Creo que los capítulos que más disfrute eran en los que el escenario era ese café, en el que no solamente compartían sus tristezas y preocupaciones, sino también unas charlas literarias taaan interesantes que me hacían desear estar ahí escuchando atentamente.

Este libro también me hizo pensar en la importancia de apoyar y escuchar a las personas que no conoces, a dejar de encerrarnos en nuestro a veces reducido mundo, y que está bien confiar en los demás y dejarnos apoyar por ellos (con tus respectivas precauciones, claro), pienso que nosotros tenemos la opción de escoger a nuestra familia, a las que personas que no escuchan y por las que nos sentimos apoyadas, y estas personas muchas veces son nuestros amigos o quienes menos imaginábamos pero que muestran su nobleza y preocupación hacia nosotros, tanto que nos hacen sentir amados y valorados.

Te recomiendo mucho, mucho, mucho esta novela agridulce, triste, divertida, tiene tantos elementos que ¡Te prometo que la disfrutarás!

Consíguela en Bookworm Los Cabos

 

“Ella le regaló las primeras semillas de amor propio, las cuales, son el paso de los años, enraizaron en su alma”

 

 

Gracias por tan linda reseña! Es grandioso ver como se puede trasmitir tanto a través de letras! El que un lector pueda sentir algo tan similar como el autor es un halago!

¿DE QUÉ COLOR ES EL CIELO?

¿DE QUÉ COLOR ES EL CIELO?

 

¿De qué color es el cielo?

-Jessica Vera Ruíz

 

“Cuando ellos estén tristes, abrázalos y recuérdales que yo estoy ahí con ellos viviendo a través de cada uno de ustedes”

 

Sinopsis del libro:

A un mes del primer cumpleaños de Leo, el abuelo Angu muere. Leo lo conoce solo por increíbles historias que le ha contado su familia. Pero, justo en su octavo cumpleaños, algo mágico sucede y en sueños empieza a tener grandes aventuras con su abuelo. Dulce e inocente, ¿De qué color es el cielo?, es una historia llena de fantasía, ilusión y unión más allá de la muerte. Nos muestra que los seres amados nunca se van, viven en los pequeños recuerdos y detalles que conservamos de ellos, nos demuestra que los podemos hacer vivir a través de nosotros.

 

 

Nuestra reseña 🙂

 

Este pequeño libro es de las cosas más bonitas que he leído en los últimos tiempos,  una novela breve y cálida que tiene la capacidad de envolverte en su nostalgia, melancolía y esperanza.

En esta historia conoceremos a Leo, un niño de 8 años cuya llegada al mundo fue esperada ansiosa y amorosamente por muchas personas,  sobre todo por su abuelo materno, Angu, que le pidió muchas veces a la vida y a su hija que le concedieran la dicha de tener un nieto para jugar con él, amarlo y compartir todas esas historias que ha vivido y que tiene reservadas para él.

Pero la vida no siempre toma los caminos que nosotros que deseamos, y a tan solo un mes del primer cumpleaños de Leo, el abuelo Angu muere, dejando un hueco doloroso en el tejido familiar.

Sin embargo, la familia no permite que el recuerdo del abuelo Angu muera y Leo lo conoce a través de los recuerdos que su familia le comparte, sus hazañas, sus cualidades y el amor tan grande que el sentía por Leo.

Aunque Leo no se conforma con eso. Aunque todas esas anécdotas son muy especiales, él quiere más. Así que al soplar las velitas del pastel de su cumpleaños número 8, él desea con todo su corazón poder conocer al abuelo Angu.

A partir de entonces, Leo empieza a soñar por las noches que está en un lugar que parece ser el cielo, donde se encuentra entre nubes comestibles con un sabor delicioso, y en ese lugar tan especial, conoce a su abuelo.

El abuelo Angu a lo largo de esos sueños, le da valiosas lecciones de vida a su nieto, le transmite sus valores y le invita a que los adopte como suyos también. Le muestra pasajes de su vida, cuando era joven, cuando la mamá de Angu era niña y todas esas experiencias que él vivió de las que quiere que Leo se lleve un aprendizaje. También le presenta ahí a alguien muy especial…

Este libro tiene un toque de fantasía muy bonito que te invita a imaginar y te lleva al contexto, por lo mismo te hace reflexionar y preguntarte ¿Qué es lo que hay más allá? ¿A dónde vamos cuando morimos? ¿Realmente dejamos de existir?, esto me parece un punto relevante porque son interrogantes que todos nos hemos planteado alguna vez, Independientemente de cuáles sean nuestras creencias.

Para mí fue muy interesante e importante que la autora pusiera el acento en que quienes ya trascendieron nunca se van del todo y siguen viviendo a través de nosotros, de los recuerdos, de los objetos que les pertenecieron y las enseñanzas tan valiosas que nos dejaron,  ellos encuentran así la manera de seguir estando entre nosotros.

Yo disfruté muchísimo esta novela porque la sentí como una historia reconfortante, cálida, sensible. Me recordó a alguien. Y estoy segura de que también despertará en ti el recuerdo de alguien a quién amas y que ya no está físicamente.

Me gustó mucho la capacidad de la autora para transmitir y describir sentimientos tan difíciles que experimentamos cuando vivimos una pérdida con mucha sensibilidad y definirlos de una manera tan acertada que llega a parecer que puede ver a través de ti, de lo que sientes, de cómo vives el dolor de la ausencia de alguien importante para ti. En pocas palabras, da la impresión de que te entiende♥

También necesito añadir que al leer la dedicatoria de éste libro descubrí, que hay dedicatorias que se pueden sentir…

Si tienes ganas de leer una historia corta con un toque de fantasía, esperanzadora y nostálgica, seguramente éste libro es el que te escogerá para tu siguiente lectura. ¡Lo amarás!

La editorial de éste título, “Partres” es nueva en la familia Bookworm, sus libros son de escritores mexicanos a los que considero importante darles una oportunidad y de ésta manera apoyar el talento de los autores de México.

 

¡Consíguelo en Bookworm Los Cabos!

 

“Acuérdate de mí cuando ya no esté contigo, porque yo jamás te soltaré. Acuérdate cuando ya no me puedas ver, porque yo siempre estaré cerca de ti”

 

 

 

 

 

 

FRANKENSTEIN

FRANKENSTEIN

 

FRANKENSTEIN

-Mary Shelley 

 

 

“Qué peligrosa es la adquisición de conocimientos, y cuánto más feliz es el hombre que cree que su pueblo natal es el mundo, que aquel que ambiciona conseguir una grandeza mayor de la que su naturaleza le permite”

Sinopsis del libro

El primer impulso de Mary Shelley –que tenía 18 años cuando escribió esta obra-, fue el de crear una historia aterradora, pero el proceso creativo posterior hizo de esta novela una obra cuyo hilo vertebrador es la profundización y el estudio del alma humana. “Frankenstein o el moderno Prometeo”, que es el título completo de la novela, nos desvela sus más misteriosos secretos escondidos.

Mary Shelley nació en 1797 en Londres en el seno de una familia culta y progresista, y murió en 1851. Fue compañera y, luego, segunda esposa del poeta Percy Bysshe Shelley. Escribió poemas, novelas y relatos, dos de ellos extraordinarios: Frankenstein, y la novela futurista “The last man” ( El último hombre” en la que expone la desintegración sucesiva de la familia, de la sociedad y del ser humano. Escribió también la novela histórica “Perkin Warbeck” y fue, además, editora de la obras de su marido y pionera en la historia de la crítica biográfico-literaria.

 

Mi reseña 🙂

 

Frankenstein es una de las figuras más emblemáticas y populares en esta temporada de Halloween, quizá por lo mismo me sorprende tanto como desconocemos la historia detrás de este personaje, tan es así que lo denominamos Frankenstein, el cual es un graaaaaan error, puesto que el personaje no tiene nombre. ¡Si, no tiene nombre! En el libro suele ser llamado como “el monstruo”, “el desgraciado”, “el demonio”, pero no tiene un nombre definido.

Entonces, ¿Por qué lo conocemos con ese nombre?

 Por su creador: Víctor Frankenstein, el que encontró la manera de encender la chispa de la vida y se la concedió a un monstruo que el mismo creó, como consecuencia de su obsesión por dar vida a la materia inerte.

Pero no nos adelantemos tanto.

El libro comienza con una serie de cartas de un hombre llamado Robert Walton que se embarcó con un grupo de hombres para poner en marcha una empresa y le escribe a su hermana para contarle sus avances, como va el tiempo, los contratiempos y demás. En este punto debo reconocer que la lectura me resultaba bastante confusa porque nada parecía encajar con la novela que yo estaba esperando encontrar, hasta que llegué al  punto en el que yo no podía sentirme más perdida la historia empezó a tener sentido gracias a un avistamiento en las montañas de una figura que se asemejaba al de un hombre pero de proporciones descomunales que llamó su atención y que perdieron rápidamente de vista. Unas horas más tarde encontraron a otro hombre de aspecto más normal aunque demacrado al cual rescataron y dieron cobijo en su barco y éste le empieza a contar su historia a Walton.

Éste hombre cansado y enfermo era Víctor Frankenstein.

Y empieza a contarle a su nuevo amigo Walton cómo llegó a ese lugar y encontrarse en esta lamentable situación. Empieza contando su vida incluso antes de que ésta empezara, con la anécdota de que cómo se conocieron y unieron sus padres, habla de sus hermanos, de cómo adoptaron a una niña muy hermosa y especial llamada Elizabeth. Se expresa con mucho afecto de Ginebra, su lugar de origen, sus montañas y la belleza que posee este lugar y lo difícil que fue dejarlo para irse a otro lugar a perseguir su sueño y saciar su hambre de aprender y saber más de lo que tanto le apasionaba: la vida, la muerte y la filosofía natural.

Después de mucho estudiar, observar y experimentar, se devela ante él, el misterioso y maravilloso secreto de la chispa de la vida, así que, extasiado, empezó a entregarse en cuerpo y alma a la importante tarea que haría por primera vez una ser humano en este mundo: Dar vida a la materia inerte.

El resultado es una criatura de aspecto grotesco, de proporciones torpes y distorsionadas y descomunales que se asemeja a la forma humana, que mide más de dos metros y tiene unos ojos amarillos de aspecto gelatinoso, cabellos negros  y balbucea cosas que no parecen tener sentido.

Pero Víctor no contaba que jugar a ser Dios y desafiar las irrevocables leyes de la vida  desencadenaría una serie de circunstancias que se saldrían inevitablemente de sus manos, condenándose de esta manera a su propia e irrevocable destrucción, limitándose a observar cómo se desmorona su mundo justo enfrente de él…

Es un libro muuuuy diferente a lo que yo imaginaba, tenía alguna noción de cómo se desarrollaría la historia y muy altas expectativas (que de hecho superó) pero jamás imaginé que se trataría de un libro tan triste.

Es una historia que desentraña de una manera muy sensible el alma humana, sus sufrimientos, sus placeres, sus dolores, sus ambiciones, el rechazo y las emociones ambivalentes con las que tantas veces no es difícil lidiar, me encanta el detalle con el que la autora es capaz de describir todas estos procesos internos que, en general, son tan difíciles de explicar.

Es un libro que te invita a desafiar los estereotipos y en el que encuentras a un monstruo cuyo único pecado es tener un aspecto perturbador pero en su interior está lleno de virtudes, experimenta placer en las cosas simples de la vida y su único anhelo es ser aceptado por quienes él quiere recibir el afecto, las atenciones y las miradas dulces que se intercambian entre ellos: los seres humanos. Y al verse privado de estas necesidades de atención y cobijo se desatan en él los más violentos deseos de venganza contra las personas que lo rechazan sin motivo alguno y, sobretodo, contra su creador, que le dio la vida para soportar una serie de desdichas y contemplar cómo los demás son felices y él siempre se ve excluido de experimentar la felicidad.

También me gustó mucho que te invita mucho a la reflexión y a practicar la empatía, ponerte en el lugar de dos posturas opuestas, ninguna correcta o incorrecta, en la que una no se ve favorecida por circunstancias que no puede controlar.

Una de las partes que más disfrute es en la que el monstruo hace un reflexión sobre la gente y cómo perciben y rechazan lo que no entienden o es diferente a ellos, cómo las injusticias pueden transformarte y sacar lo peor de ti y hace un análisis interesante de la sociedad su estructura. Y aunque es un ser que está conociendo el mundo, aprende con facilidad y rapidez, le intrigan mucho el lenguaje y los libros, y cuando empieza a entenderlos expresa que siente cómo se abre ante él un mundo maravilloso que le hace pensar sobre sí mismo.

 

Me sorprendió mucho saber que Mary Shelley tenía tan solo 18 años cuando escribió éste libro, publicado en 1823, considerado el primero de ciencia ficción. Si te tomas un tiempo para leer un poco acerca de Mary Shelley y su vida, siento que puedes encontrar y entender mucho de ella en este libro.

En el prólogo, Mary Shelley explica el origen de la idea de escribir un libro como este, que empezó siendo un reto entre amigos, también escritores,  cuando tuvieron una reunión informal, alrededor de una chimenea contando historias de fantasmas y estos relatos estimularon su deseo de crear el suyo, por lo que se desafiaron a escribir uno cada uno con la intención de divertirse en el proceso, mejorar sus habilidades de escritura y estimular la imaginación. Sin embargo en el de Mary Shelley fue el único que concluyó y que salió a la luz.

Es un libro que recomendaría a todas las personas independientemente de sus gustos literarios, es un título que vale la pena que pase por todas las manos posibles y que se puede disfrutar de muuuchas maneras diferentes J Yo disfruté mucho leer y escribir acerca de este libro y estoy segura de que tu también lo harás!

¡Con este libro terminamos nuestro especial de Halloween! Los libros de terror, suspenso y misterio son de mis favoritos y siempre me emociona tener entre mis manos uno nuevo, ¿También es de tus géneros literarios preferidos? Platícame en los comentarios J

 Consíguelo en Bookworm Los Cabos

 

 

“Me detuve a examinar y analizar hasta mínimos detalles del proceso que ocurría durante el pasaje de la vida a la muerte y de la muerte a la vida hasta que desde las tinieblas de esta oscuridad surgió sobre mí una luz repentina, una luz tan brillante y maravillosa, u sin embargo tan sencilla, que me cegaba por la inmensidad del panorama que mostraba. Me sorprendía que, siendo tantos los hombres de genio que habían orientado sus investigaciones a la misma ciencia, se reservara para mí el descubrimiento de un secreto tan asombroso”