Facebook

 

LAS NIÑAS SON DE CIENCIAS

-Irene Cívico y Sergio Parra

 

“La obligación del artista (y de la científica) es buscar nuevos medios y abrir nuevos caminos” –María Teresa Toral

 

Sinopsis del libro:

¿Sabes cuántos descubrimientos científicos debemos a las mujeres?

Aunque en los libros de historia parezca que las ciencias son cosa de hombres, de eso nada: desde Agnodice, la primera médica conocida de la historia, hasta Rosalind Franklin, la química que descubrió la estructura del ADN, pasando por Vera Rubin, la astrónoma que vio lo que nadie veía, las mujeres han sido pioneras en las ciencias desde el inicio de los tiempos. Y aún así, ¿podrías nombrar al menos a diez chicas guerreras que lo lograron en el mundo de las ciencias?

Si no puedes, tranqui. Aquí tienes 25 ejemplos de súper científicas que demuestran que las niñas y los laboratorios son una buena combinación.

¿Quién dijo que las niñas no son de ciencias?

 

 

Mi reseña 🙂 

 

Hoy es el día internacional de la mujer y la niña en la ciencia, por lo que me pareció el pretexto perfecto para conmemorarlo compartiendo la reseña de este libro tan bonito, inspirador y hermosamente ilustrado.  

Este libro está integrado  por las biografías de  25 mujeres de alrededor del mundo que han contribuido de manera importante (y muy poco reconocida) en diferentes campos de la ciencia: las que se apasionaron por el universo, las que observaron a conciencia la compleja estructura del ADN, las que se dedicaban a mejorar la calidad de vida de las personas de su comunidad, entre muchas otras áreas en las que supieron desenvolverse explotando todo su potencial.  

Pero el acceso a la ciencia no ha sido igual de fácil a las mujeres que para los hombres, por lo que estas valientes mujeres tenían incluso que esconderse para poder hacer avances en sus investigaciones y los hombres interferían constantemente con ellas porque las consideraban una amenaza, las subestimaban creyéndolas incapaces y no dudo ni por un instante, que también porque les daba bastante envidia.

Pero estas chicas no se dejaban vencer tan fácilmente y nada las detenía para continuar aprendiendo, investigando y perfeccionando sus técnicas, sus inventos y sus teorías, pues creían firmemente que la vida era demasiado corta como para desperdiciarla preocupándose por lo que pensaban los demás y con los límites que imponía la mayoría.

A mí me sorprendió que muchas de estas mujeres que fueron elementos clave para hallazgos, teorías, inventos, investigaciones súper importantes y que no se conozcan sus nombres, que sean tan poco reconocidas, que no tengamos idea de quienes son. Lo que me gusta de estos libros es que siento que de alguna manera, hacen justicia a esas mujeres que han vivido en la sombra y, aunque sea mucho tiempo después, se les reconoce y aplaude su trabajo, inspirando a las siguientes generaciones y de este modo continuar con su legado, pues  parte de los esfuerzos de muchas de estas mujeres era inspirar a las demás, enseñarles lo que sabían y alentarlas a dedicarse a lo que ellas amaran hacer ♥

Gracias a esas chicas, ahora nosotras podemos gozar de derechos que hoy nos parecen lo más normal del mundo como votar, tener acceso a la educación, cobrar por nuestro trabajo, pues en sus tiempos, simplemente pensar en que las mujeres pudieran hacer todo eso se consideraba un disparate, pero ellas eligieron desafiar el sistema negándose a aceptar la opresión a la que las querían someter.

También encontrarás datos curiosos en este libro, como que muchas de las hazañas de Wonder Woman están inspiradas en una intrépida enfermera que estaba decidida a informar a las mujeres sobre su salud reproductiva y la manera en la que podía usar anticonceptivos, que en aquel tiempo eran inaceptables.

Leerás historias que te indignarán, como la de Henrietta Sean Leavitt, la astrónoma que nos permitió medir el universo y sus jefes se atribuyeron todos los méritos de sus importantes descubrimientos. Cuando se dieron cuenta de que ella era la responsable quisieron nominarla al premio Nobel, pero ella ya había muerto, pero como este premio no se puede dar a título póstumo, ya no fue posible. De hecho gran parte de los esfuerzos de todas estas chicas nunca fueron reconocidos, sino hasta decenas de años después de que ellas murieron.

Es una lectura que nos enseña que, muchas veces, una sola persona sí puede hacer la diferencia. Y que no importa si los demás no te entienden o no quieren ver tu potencial, si tú confías en él e insistes en dedicarte a lo que te apasiona, conseguirás lo que te propongas.

Esta edición está complementada con un prólogo escrito por Julieta Fierro, una brillante astrónoma y divulgadora científica mexicana, me pareció un acierto que su mensaje abriera este título 🙂 

Una vez que empieces este libro, no lo querrás soltar y te quedarás con ganas de más. ¡Es de esos títulos que deberían estar en todas las bibliotecas! Porque además de ser un libro de consulta (pues todas son historias reales) está escrito en forma de cuento, por lo que es bastante ameno de leer y aunque es un libro destinado al público infantil, estoy convencida de que los adultos también lo disfrutarán.

En el blog tenemos también la reseña del primer libro de estos autores “Las niñas son guerreras”, un título con mujeres que se destacaron en diferentes áreas que tampoco te puedes perder : )

 

Consíguelo en Bookworm Los Cabos

 

 “Deberías conocer a muchos hombres incompetentes con los que he tenido que competir… en vano” –Inge Lehmann

 

 

 

0 comentarios

Facebook