Facebook

 

VIOLET Y FINCH 

-Jennifer Niven 

 

 

«Uno de los problemas que presenta la gente es que a menudo se olvida de que lo que de verdad cuenta son las pequeñas cosas» 

 

Sinopsis del libro: 

Violet está rota. Finch está roto. ¿Pueden dos mitades rotas reconstruirse? Esta es la historia de una chica que a`prende a vivir de un chico que pretende morir; de dos jóvenes que se encuentran y dejan de contar los días para empezar a vivirlos. 

 

Mi reseña 🙂 

 

Este libro me había estado tentando desde hace algunos años, pero por alguna razón me resistía a leerlo, quizá cometí el frecuente error de pensar que era una novela juvenil igual a todas las demás. Y me encontré con una historia que no esperaba encontrar. Es una lectura cruda, sensible, pero también romántica y divertida, a veces ácida, pero necesaria. 

Violet y Finch son dos adolescentes de 17 años que se conocen en la más inusual de las circunstancias. Probablemente no pudo haber sido de otra manera, puesto que ambos son muy distintos. 

Ella solía ser la chica popular, la porrista, la que tenía una popular revista  de la que todos se querían rodear, pero todo esto cambió cuando su hermana, Eleanor, murió en un accidente unos meses atrás, trastocando a niveles muy profundos la vida de Violet y su manera de ver el mundo y a sí misma.

 Él, alguien de quien todos buscan alejarse, el freak, porque aunque sabemos que los adolescentes son temperamentales, Finch tiene un carácter particularmente impredecible y muchas veces violento, busca las emociones intensas y constantemente se ve envuelto en una espiral de oscuridad y desesperación porque está luchando con frecuencia contra su propia mente, es un adolescente solitario que sufre de la indiferencia de quienes deberían estar pendientes de él y su bienestar. 

Al principio, sus contactos parecen forzados y es él quien insiste en no perder el frágil vínculo que tiene con ella. Pienso que fue porque las personas que ocultar su dolor son singularmente sensibles para identificar cuando otra persona esconde el suyo, por mucho que intente disimularlo, sabía que Violet necesitaba ayuda que ni siquiera sus más allegados alcanzaban a ver y quiso transmitirle la esperanza y el amor la vida que ni siquiera él tenía. 

Así, empiezan un proyecto escolar que los obliga a pasar tiempo juntos de excursión para conocer los lugares más simbólicos de Indiana, el lugar en el que viven, y así Finch la anima a hablar de cómo se siente, a superar los miedos que le dejó el accidente en el que murió Eleanor, a quitarse los lastres de culpa que arrastra y darse permiso de ser feliz otra vez. Violet se pregunta si ella también será capaz de hacer lo mismo por él…

Finch me pareció un personaje muy completo, muy real, bien estructurado, en el que se proyecta cómo es vivir con un trastorno mental, y que aunque vive en una lucha constante contra su pensamientos que parecen conspirar contra él, tiene una asombrosa capacidad de hacer suya cada cosa que toca, cada cosa que tiene en mente hacer, volverlo especial y darle un sentido profundo hasta a lo más simple de lo cotidiano. 

Considero que este libro es un acierto en muchos aspectos, como el que tocara de este modo crudo pero a la vez sensible temas delicados como el suicidio, los trastornos mentales, los tabúes que existen alrededor de ellos y que, por lo mismo, es tan difícil hablar de éstos, pedir ayuda y trabajarlos. Al ser un libro destinado al público juvenil creo que es un modo atinado de empezar a arrojar luz directamente para cobrar consciencia de la importancia de ser empáticos y evitar ser insensibles con quienes son diferentes, porque no sabemos qué historia llevan a cuesta y todo lo que llevan dentro. 

El final. El final es algo que tardaré en superar… 

La autora, al final de la historia, incluye una nota en la que comparte en qué se inspiró para escribir el libro y un mensaje de apoyo para las personas que consideran acabar con su vida. También incluye una lista de números de teléfono en los que te puedes poner en contacto en cualquier momento si necesitas ayuda en el que podrán apoyarte profesionales de la salud mental. 

No he visto la película que se basó en éste libro. Pero lo que detecté es que hay un gran contraste (fisícamente hablando)  entre el Finch del libro y el de la película. Me pregunto si estará a la altura del libro… ¿Cómo habrán podido transmitir todo lo que vive Finch en su interior y que se describe con gran nitidez en el libro? Creo que solo hay una manera de saberlo. Aún si ya la viste, estoy convencida de que el libro lo disfrutarás mucho.

Encuéntralo en Bookworm Los Cabos 

 

«Cuando piensas en cosas como las estrellas, casi parece que nuestros asuntos carecen de importancia, ¿verdad?»

 

 

 

 

 

0 comentarios

Facebook