LOS PASATIEMPOS DE LA REINA QUE BUSCABA CATARINAS

-Jean-Baptiste Andrea

 

“Ella entró, se coló entre mis grandes barreras de miedo y se sentó a mi lado”

 

Sinopsis del libro

Shell no es un niño como los demás. Sin amigos y sin la posibilidad de asistir a la única escuela del pequeño pueblo donde vive, tiene que cargar con el estigma, el acoso y el miedo y que su condición despierta: su cerebro no se desarrolló con normalidad.

Tras provocar un incendio en la estación de gasolina de su familia, Shell escapa de sus padres, quienes, incapaces de cuidarlo, deciden internarlo en un psiquiátrico. Él piensa que ir a la guerra es la única forma de demostrarles que ya no es un niño que puede cuidarse solo. Sin embargo, cuando huye de su casa no encuentra batallas ni ejércitos, en un su lugar conoce a una misteriosa niña, Viviane, quien inicia un perverso juego donde ella es un reina y él debe cumplir sus deseos, sin importar cuán imposibles sean.

A través de la voz y el pensamiento de un niño considerado “diferente”, Jean-Baptiste Andrea celebra la infancia, pero también la crueldad que puede nacer de los juegos más inocentes, Ganadora del Prix Femina des Lycéens 2017 y nominada al Grand Prix du Roman de la Academia Francesa, esta conmovedora novela es una oda a la singularidad, la libertad y la imaginación.

“El estilo, el tono, la música… Desde las primeras páginas sentimos que el objetivo se alcanzó: Los pasatiempos de la reina que buscaba catarinas es un paréntesis encantado, uno de esas novelas de aprendizaje que encantan al niño que los adultos llevamos dentro”. –L’Express.

 

Mi reseña 🙂 

 

“Los pasatiempos de la reina que buscaba catarinas” es una novela breve (de solo 177 páginas) escrita en primera persona por Shell, un niño que tiene 12 años y un cerebro que no se desarrolló con normalidad.

Shell es un niño incomprendido, sus padres no entienden muy bien la condición de la anormalidad de su cerebro, le tienen muy poca paciencia, lo maltratan, no le muestran afecto y en general no le tienen mucho cuidado. Shell acudió un breve periodo a la escuela de su pueblo, el único lugar en el que tenía interacción con otros niños (porque su vivienda está muy aislada de las colonias) pero sus profesores empezaron a detectar que era distinto y requería educación especial en otra institución a la que quisieron canalizarlo pero sus padres declinaron esta opción ya que era muy costosa y ellos no podían cubrir un gasto como ese, así que Shell permanecía en su casa todo el día todos los días y aunque el tenía deseo de ayudar y aprender  a trabajar en la gasolinera, nunca le daban oportunidad porque era un poco torpe y tenía accidentes constantemente.

Un día tuvo una pequeña contingencia con unos cerillos que comenzó un incendio (situación delicada tomando en cuenta que está la gasolinera), su papá lo golpeó y les escuchó hablar con la hermana mayor de Shell para decirle que ya no podían con él y que lo mejor era internarlo en un hospital psiquiátrico. Así que el niño  tomó la decisión de irse de su casa y mostrar a sus papás y al mundo que el podía cuidarse solo y que no necesitaba de nadie. La cuestión era, ¿a dónde?

Él había visto en la televisión que los hombres que van a la guerra son reconocidos con medallas y por toda la gente, y pensaba que convertirse en soldado era lo que necesitaba para demostrar que ya no era un niño. Así que por la noche tomó algunas cosas que le parecían lo más indispensable y se salió por la ventana a buscar una guerra que sabía que estaba lejos pero no exactamente en dónde, la encontraría y se uniría a ella.

Caminó tan lejos como no había llegado antes y se quedó dormido. Al día siguiente siente la mirada de una enigmática niña que lo escruta con detenimiento. Viviane, una niña misteriosa que parece saberlo todo y decide convertirse en su reina, para que él haga absolutamente todo lo que ella desee, sin dudar, y sin importar lo que sea…

Me pareció muy atractiva la manera en la que está escrita la novela, nunca había leído una historia narrada en primera persona por un personaje como ese: un niño de 12 años con un retraso mental, inocente pero noble, que imagina que lo peor que le puedes hacer a una mujer es asomarte debajo de su falda, que considera que el mundo es mucho más reducido de lo que en realidad es, y que no entiende cómo funciona el tiempo y por eso tampoco le importa demasiado.

Tampoco conocía al autor, un francés que es guionista y director de cine. Me parece interesante descubrir libros de personas que se dedican a estas profesiones porque creo que ven las cosas desde una perspectiva distinta, con un lente único.

El final me dejó patinando, pero no daré detalles porque te dejaré que lo descubras por ti mismo J , si tienes ganas de una historia diferente, esta novela es para ti.

Consíguelo en Bookworm Los Cabos

 

“Pensamos que valía más la pena estar juntos estando solos. No lo dijimos con palabras, solo sucedió”

0 comentarios

Compartir