TODOS MIS FUTUROS SON CONTIGO

-Marwan

 

“Hay personas que te hacen un lugar en su vida para que alumbres tú sus sombras, para que cuides su oscuridad con la potencia de tu luz”

 

Sinopsis del libro:

Yo subía las escaleras de su cuerpo, ella se tiraba de mi abismo.

Hacíamos una buena pareja.

Siempre nos encontrábamos a medio camino

De su caída y de mi ascenso

Y daba igual todo, que subiéramos o bajáramos.

Lo importante era que en algún punto,

Aunque fuera breve,

Ella y yo nos encontrábamos.

Eso es la poesía.

 

Mi reseña 🙂

 

Éste libro me gustó tanto que no sé exactamente con qué empezar. Quizá con el título es buena idea… “Todos mis futuros son contigo”, ¿Nada más a mí me resulta irresistible y provocador? Dime que no. Que ese título meloso que quizá te evoque en el pensamiento un nombre, un rostro o un deseo no tiene esa atracción inevitable solamente conmigo y que a ti también te despierta la curiosidad de abrirlo en este momento, de dejarte llevar de la mano de Marwan hacia las entrañas de sus letras y de ti mismo…

Como buen libro de poesía, habla de situaciones cotidianas como el amor, el desamor, la infidelidad, las relaciones largas, las relaciones fugaces, el deseo, la sexualidad, las crisis, la soledad, la tolerancia, la sensación de extrañar, la sociedad actual, las solitarias y melancólicas tardes de los domingos, el pensamiento, o cualquier cosa que pueda suceder, de una manera elocuente, elevando lo ordinario a lo extraordinario, ofreciéndote otra lente en la que lo mismo se vuelve distinto, mágico. Este sujeto tiene una habilidad de abrazar las palabras y sacudirte a ti de una manera agresiva y a la vez sosegante. Es increíble.

Tiene poesía variada, desde la prosa, la clásica de estrofas con cuatro versos hasta los potentes poemas de un par de líneas o menos que, aunque son pequeños, son muy intensos y no sueltan tu pensamiento durante mucho tiempo.

Aunque como ya sabemos, la poesía puede hablar de absolutamente cualquier cosa. Aunque yo teniendo esto en mente, no dejo de tomarme por sorpresa un capítulo y un poema llamado “Psicoterapia”. Nunca había visto algo así, que tocara este tema, ¿tu sí? En él habla de cómo, al analizarse a sí mismo, llega a la conclusión de que necesita buscar un psicólogo. Me pareció bonito y original, describe atinadamente cómo es sentirse perdido y requerir orientación.

Otro de los poemas que más disfruté, es el que habla de que la escritura y la lectura es el lugar a donde acudimos a encontrarnos en las palabras propias o ajenas. Me hizo recordar una frase que amo de Fitzgerald que dice: “Esta es la parte más hermosa de toda la literatura: descubrir que tus deseos son deseos universales, que no estás solo o aislado. Tú perteneces”. Hermosa y atinada, ¿verdad?

Sí. Es un libro con el que me sentí acompañada, comprendida y escuchada. Me cuesta explicarlo. Quizá lo que digo no tiene sentido. O no lo tendrá hasta que tú lo leas y te acompañe, te comprenda y te escuche también.

Para mí un buen libro de poesía es aquel que al leerlo me hace sentir diferente. Todavía no doy con el concepto preciso. Aunque probablemente no haga falta. Sólo sé que me sentí distinta y creo que eso es lo maravilloso y reconfortante de los libros como éste. Tienen pura magia en sus letras, una cercanía y calidez que te llegan al corazón ♥

No salí ilesa de este libro. Estoy convencida de que tú tampoco lo harás. Déjate acompañar por esta nostálgica y hermosa poesía.

Consíguelo en Bookworm Los Cabos

 

“Sé que la quiero porque cuando me dicen que elija a dos mujeres la elijo dos veces a ella”.

 

 

0 comentarios

Compartir