BREVES RESPUESTAS A LAS GRANDES PREGUNTAS

-Stephen Hawking

 

“Una de las grandes revelaciones de la era espacial ha sido la perspectiva que nos ha proporcionado sobre la humanidad. Cuando contemplamos la tierra desde el espacio, nos vemos a nosotros mismos como un todo. Vemos nuestra unidad y no nuestras divisiones, Es una imagen simple con un mensaje cautivador: un solo planeta, una sola especie humana”

 

Sinopsis del libro

El legado de Stephen Hawking

¿Hay un Dios?

¿Podemos predecir el futuro?

¿Qué hay dentro de un agujero negro?

¿Nos superará la inteligencia artificial?

¿Hay más vida inteligente en el universo?

¿Deberíamos colonizar el espacio?

¿Cómo damos forma al futuro?

¿Es posible viajar en el tiempo?

¿Sobreviviremos en la tierra?

¿Cómo empezó todo?

 

Mi reseña 🙂

 

Estoy muy feliz porque, en esta semana, el 27 de noviembre, nuestro blog cumple 2 años y por supuesto que me di a la tarea de analizar cuál sería el libro perfecto para la ocasión, tendría que ser uno especial, que haya disfrutado muchísimo, del que haya aprendido cosas interesantes, uno de los mejores que haya leído en el año… Así fue como escogí “Breves respuestas a las grandes preguntas”, un libro fantástico por el que ya moría por escribir y compartir 🙂

“Breves respuestas a las grandes preguntas” se presenta a sí mismo como el legado de Stephen Hawking, el último libro del autor, en el que, con la ambición que solo un científico como él puede tener, presenta respuestas a preguntas importantes que todos nos hemos formulado alguna vez, pero pocas personas se atreven a sugerir respuestas definitivas. Pero quien mejor que Hawking, que dedicó su vida al estudio de la cosmología y la física teórica, para ofrecernos las conclusiones a las que él llegó. Todos estos textos son la recopilación de los pensamientos finales de Stephen, compuestos de un archivo personal enorme del científico, en forma de conferencias, entrevistas y ensayos. Sus respuestas revelan una profunda sabiduría y creatividad, como era de esperar. Éste título que estaba en curso cuando él murió  ha sido completado con la colaboración de sus colegas académicos, su familia y la administración del legado de Hawking.

Stephen se dedicó a la búsqueda de la comprensión detallada de las leyes de la gravedad cuántica, la verdadera naturaleza del nacimiento y la muerte del tiempo. Pero no solo eso, sino que se dio a la tarea de la divulgación científica para que todas las personas que no estamos familiarizadas con temas tan complejos ni a sus respectivos tecnicismos, pudiéramos entender cómo funciona el universo, él sentía ese compromiso como científico, a compartir con el mundo sus descubrimientos y lo aprendido. No sé si solamente me ha pasado a mi pero mientras leía este libro, tenía la sensación de que Stephen se estaba despidiendo, de la vida, de sus libros, de sus lectores y que era consciente de que ya no habría más libros después de éste, que estaba cerca del final de su vida.

Empieza compartiendo un poco de su vida, de su enfermedad (ELA: Esclerosis lateral amiotrófica) y de cómo el ser consciente del poco tiempo que le pronosticaban de vida le hizo valorarla más. Se define a sí mismo como un científico con una profunda fascinación por la física, la cosmología, el universo y el futuro de la humanidad, que se ha pasado la vida viajando por el universo, en el interior de su cabeza. Stephen desafiaba y cuestionaba temas y preguntas que otros científicos evadían porque les intimidaba.

Me hacía sonreír ese característico sentido del humor con el que abordó los comentarios que desataban polémica, por ejemplo, los relacionados con Dios. Pero aquí deja muy en claro que no tiene ningún resentimiento hacia Dios y que de ninguna manera quiere dar la impresión de que su trabajo trata de demostrar o refutar su existencia, sino que su trabajo consiste en intentar hallar un marco racional para comprender el universo que nos rodea.

Aquí encontraras explicaciones sencillas a temas que pueden ser difíciles de entender: qué son los agujeros negros, qué hay dentro de ellos, si los avances de la ciencia pueden llegar a ser suficientes para viajar en el tiempo, si es viable o no colonizar otros planetas y por qué, cómo se piensa que se originó el universo, las razones por las que a este paso con el cambio climático y otros factores la vida humana sería insostenible dentro de muy poco tiempo, los posibles peligros a los que nos enfrentamos con la inteligencia artificial… Mucha, mucha información valiosa e interesante detrás de la que hay años de exhaustivo trabajo, curiosidad e investigación y pasión por la ciencia.  

Cuando comencé a leerlo, sentí una punzada de nostalgia al saber que ya después de éste no habría nada nuevo de él, pero después me di cuenta, de que Hawking será uno de los gigantes sobre cuyos hombros posarán los pies los siguientes grandes científicos para poder seguir haciendo descubrimientos e incansables avances en la ciencia, porque como él mismo expone en este libro, aún más importante que el conocimiento, es la capacidad de imaginar que los humanos tenemos y no debemos tener miedo de ser creativos y explotar todo nuestro potencial, así que nos invita a que seamos valientes, curiosos, decididos, que superemos las dificultades. Hawking dice que mientras haya vida, hay esperanza, y me encanta todo lo que encierran esas breves palabras.

Me ha parecido un libro inspirador que nos dice que aunque los humanos somos físicamente muy limitados (particularmente en su caso, como decía él), nuestras mentes son libres de explorar todo el universo, también nos invita con urgencia a tomar cartas en el asunto y hacernos responsables de lo que está ocurriendo en nuestro mundo, por lo que deberíamos de dejar de actuar con imprudente indiferencia hacia nuestro futuro en el planeta tierra, pues todos tenemos el potencial de ampliar los límites de lo que se acepta o se espera, y pensar a lo grande.

Para terminar, quiero compartir algo del libro que me emocionó mucho: La fórmula para calcular la temperatura de los agujeros negros está grabada ahora en la lápida mortuoria de Stephen en la abadía de Westminester en Londres, donde yacen sus cenizas, entre las de Isaac Newton y Charles Darwin, dos de los grandes héroes de Hawking, (te la dejo hasta debajo de la reseña J). Kip Thorne, un colega de Stephen, pronunció un elogio a Hawking en la ceremonia en que sus cenizas fueron depositadas, resumiendo su lucha en estas palabras: “Newton nos dio respuestas. Hawking nos dio preguntas. Y las preguntas de Hawking continúan dando, generando avances décadas después, cuando al fin lleguemos a dominar las leyes de la gravedad cuántica y comprendamos completamente el nacimiento de universo, será muy probablemente a hombros de Hawking”

 

Consíguelo en Bookworm Los Cabos  

 

“Todos somos viajeros en el tiempo, viajamos juntos hacia el futuro. Trabajemos unidos para construir ese futuro, un lugar que nos guste visitar”

 

 

 

2 Comentarios

  1. Excelente reseña, el libro está en existencia? Cuál es el precio?

    • ¡Gracias! Si tenemos en existencia, cuesta $329 🙂