fbpx

 

LA SOMBRA DEL VIENTO

-Carlos Ruíz Zafón

 

“Cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. El alma de quién lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con él. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien desliza la mirada por sus páginas, su espíritu crece y se fortalece”.

 

Sinopsis del libro

Un amanecer de 1945, un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambia el rumbo de su vida y le arrastra a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad. “La sombra del viento” es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del modernismo hasta las tinieblas de la posguerra.

Aunando las técnicas del relato de intriga y suspense, la novela histórica y la comedia de costumbre, La sombra del viento es sobre todo una trágica historia de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros cuya intriga se mantiene hasta la última página.

 

Mi reseña 🙂

 

¡Feliz día del papá! He intentado dar con un libro cuyo centro sea la relación padre-hijo, y aunque “La sombra del viento” gira en torno a muchos temas, el vínculo que tienen Daniel Sempere y su padre me parece tan hermoso y fuerte que creo que es libro perfecto para hoy. Incluso el memorable comienzo de la historia lo confirma: “Todavía recuerdo aquel amanecer en que mi padre me llevó por primera vez a visitar el Cementerio de los Libros Olvidados”.

La sombra del viento” es la primera entrega de la tetralogía “El cementerio de los libros olvidados”, una historia que me parece difícil de catalogar y que me recordó un poco a “Marina”, tiene un estilo bastante parecido.

La historia se ambienta en una enigmática Barcelona de principios del siglo XX, el señor Sempere lleva a su hijo Daniel a un lugar mágico ubicado en un misterioso lugar en las entrañas insospechadas de la ciudad: El cementerio de los libros olvidados. Un sitio al que van a parar los libros que ya nadie lee, los libros perdidos, un laberinto lleno de ejemplares apilados y empolvados, que aguardan a que alguien los abra para desplegar su magia. Es un lugar en el que me gustaría quedarme a vivir.

En este cementerio que, paradójicamente, tiene historias vivas, pero dormidas, pasa algo muy curioso: los libros parecen escogerte. Como si hubiesen estado esperando ahí por ti, pacientemente, incluso antes de que tú nacieras, como si supieran que su destino está en tus manos. Así es como Daniel se sabe elegido por “La sombra del viento” de Julián Carax, un libro por el que se siente atraído sin entender muy bien la razón, con un título que desconoce de un autor del que tampoco ha escuchado hablar.

La historia lo absorbe y, aunque ha leído decenas de libros porque su papá tiene una librería de viejo, se convierte en su favorito y se queda con ganas de leer más del autor, al investigar la forma de conseguir otros títulos de Carax, se topa con que un personaje anónimo se ha dedicado a quemar los libros de Carax, y ya no quedan más. El que Daniel posea este misterioso ejemplar representa un peligro para él, pero esto no le impide empezar a excavar en una historia que cambiará su vida para siempre, lo que tendrá un impacto en él y en muchas personas a su alrededor, conocidas y desconocidas, que no podrá alcanzar a vislumbrar…

Está lleno de elementos tan disfrutables: un misterio latente, amores imposibles, personajes memorables (Fermín Romero de Torres se robará tu corazón y ansiarás tener un amigo como él en tu vida), y descripciones de una belleza sutil, propias de un autor que se sabe dueño de sus letras e imprime su propia e inconfundible voz en ellas.

Una de las frases que me dejó pensando por mucho tiempo y me mantuvo despierta por la noche,  dice así:

“Pocas cosas marcan tanto a un lector como el primer libro que realmente se abre camino hasta su corazón. Aquellas primeras imágenes, el eco de esas palabras que creemos haber dejado atrás, nos acompañan toda la vida y esculpen un palacio en nuestra memoria al que, tarde o temprano (no importa cuántos libros leamos, cuantos mundos descubramos, cuando aprendamos u olvidemos), vamos a regresar”, porque me puse a pensar en lo real de esto y que no había reparado en ello. El primer libro que se abrió camino hasta mi corazón me lo regaló mi papá cuando yo tenía como 7 años, uno de los recuerdos más nítidos que tengo de mi infancia que atesoraré por siempre, y aunque en ese entonces no me di cuenta de eso (y supongo que mi papá menos), aquel supondría un instante trascendental en mi vida, un antes y un después, un impacto que continúa hasta ahora y creo que permanecerá hasta que yo deje este mundo o se me acaben los ojos de tanto leer (cuya posibilidad también dudo, porque seguramente aprendería a leer en Braille porque no me considero capaz de prescindir de los libros), incluso ahora que mi papá ya no está. Los libros nos unen a los demás de una manera poderosa  e invisible, aunque a veces pase desapercibida. ¿Tu recuerdas el primer libro que se hizo un lugar en tu corazón?

Qué libro tan complejo y maravilloso, confieso que hubo momentos en que me era difícil seguirle el paso porque cuenta historias para explicar otras historias, y las entreteje de una manera deslumbrante. La crítica no exagera al afirmar que es una obra maestra. Así como me encanta recomendar libros, me encanta escuchar las lecturas que me sugieren, y el libro que más han recomendado es este. Y ahora que por fin lo leí todo tiene sentido y me he propuesto leer los 5 (contando La ciudad de vapor, que salió meses después de que el autor muriera) este año y compartirles aquí acerca de ellos. La historia describe los libros con inconmensurable belleza, y sientes el deseo de leer y releer las líneas en las que el autor expresa su afecto por ellos. En cuanto tengas oportunidad no lo dejes escapar y léelo, sé lo que te digo. Es de las lecturas que se quedan en tu vida y en tu corazón por siempre. No dudo que se convertirá en uno de tus favoritos, sobre todo si eres un amante de los libros intensos así como yo 🙂

El día de ayer fue el primer aniversario luctuoso de Carlos Ruíz Zafón. ¿No sientes que algo en el mundo se apaga un poco cada vez que algún gran escritor muere? Lo esperanzador es que, aunque nos falta su talento, nos queda su magia ♥

 

Encuentra la saga completa de “El Cementerio de los Libros Olvidados” en Bookworm Los Cabos.

 

“Los libros son espejos: sólo se ve en ellos lo que uno ya lleva dentro”

 

 

 

 

 

 

0 comentarios